Viajes

14 mar. 2012

CAVIDADES DE PORTACOELI



Hace ya tiempo vi un pequeño agujero junto a la instalación de la CHJ que hay en un alto del Valle de l'Olla, cerca de la Cartuja de Portacoeli. La cavidad es muy pequeña, pero me animó a patearme estos montes con la ilusión de encontrar otras de mayor interés.


pequeña cavidad por la que sale aire húmedo

Después de varias visitas por la zona lidiando con todo tipo de pinchos, he encontrado y topografiado ocho cavidades.
Me han informado que la nº 6 es donde se instaló en un principio Inés de Moncada antes de trasladarse a la cueva de rodeno, que sería su morada definitiva durante 20 años. También encontramos otra que sirvió de refugio a un bandolero apodado El Rubio.
Con las dos últimas simas que he visitado (Avenc del Crestó I y II), pongo fin a este pequeño trabajo con la satisfacción de haber disfrutado de buenos momentos haciendo una actividad que me encanta. 





SITUACIÓN


Coordenadas sacadas de Google Earth al igual que la imagen.


Nº 1
39º 41' 09.72'' N
  0º 28' 57.35'' O
430 msnm.

Nº 2
39º 41' 09.28'' N
  0º 28' 53.21'' O
423 msnm.

Nº 3
39º 41' 23.51'' N                                   
  0º 28' 59.19'' O
476 msnm.

Nº4
39º 41' 25.65'' N
  0º 28' 51.54'' O
454 msnm.

Nº 5 Cova del Rubio
39º 41' 21.73'' N
  0º 29' 01.05'' O
471 msnm.

Nº 6
39º 41' 09.73 N
 0º 28' 52.65'' O
422 msnm

Nº 7 Avenc del Crestó I
39º 41' 29.21'' N
  0º 28' 36.08'' O
442 msnm

Nº 8 Avenc del Crestó II
39º 41' 29.97'' N
  0º 28' 37.48'' O
445 msnm










LAS CAVIDADES




Fractura nº 1 semioculta por la vegetación



 
Se trata de una pequeña fractura obstruida por bloques y por la que sale una ligera corriente de aire húmedo. En la boca crece una capa de musgo.



Cueva nº 2



Cueva nº 2



Pequeña cavidad formada a favor de los estratos



fractura nº 3


Esta fractura se encuentra junto a unos farallones y totalmente rellena de bloques y vegetación




Fractura nº 4 en la cabecera del valle



Entrada inferior entre los bloques


Interior de la fractura


Aspecto caótico del interior


Dentro crecen árboles, rusco y palmitos


Se trata de dos grandes fracturas de las cuales la nº 4 es la que alcanza mayor profundidad. Su origen se debe al basculamiento en dos bloques  de una parte del acantilado. El acceso más cómodo se realiza por la parte inferior, por una estrechez que hay entre las inmensas rocas empotradas en las paredes. El interior está completamente obstruido sin posibilidad de continuación.  




Fractura superior a la nº 4. Aunque parezca difícil, conseguimos abrirnos paso entre la maraña de pinchos para inspeccionar un agujero que hay en la pared de la derecha


La erosión ha formado un gran arco natural



 Entrada a la cavidad debajo del arco



Galería ascendente




La entrada se encuentra bajo un gran arco natural, en la vertiente Oeste del monte, que es bien visible desde la pista que sube a la sierra. Se trata de una corta galería ascendente con el suelo lleno de pequeños bloques que se han ido desprendiendo de techo y paredes. Parece ser que en esta cueva se refugiaba un bandolero apodado "el Rubio"




Bocas superiores cueva nº 6



Cartuja desde el interior de la cueva nº 6



Uno de los multiples agujeros de la cueva



Erosión del techo



Cueva nº 6 situada debajo de la nº 2 . Según me han informado, esta cavidad es la primera donde se refugió Inés de Moncada.



nº 7 Avenc del Crestó I



pozo de 8 m con coladas sobre las paredes



el tramo que comunica con la otra boca es bastante estrecho



las coladas se encuentran en un excelente estado de conservación



El Avenc del Crestó I es una fractura de 12 metros de longitud con dos bocas de acceso. La más grande tiene 7 metros, con algunos bloques empotrados y una anchura que oscilan entre los 40 y los 90 cm. La otra es un pequeño orificio que hay entre bloques y que no bajé.
Como no sabía lo que me iba a encontrar puse un spit y de reaseguro dos naturales, aunque después de bajar el pequeño pozo de 8 m y ver que no había más vertical, creo que me lo podría haber ahorrado.
En la base del pozo la fractura se encuentra completamente obstruida, observando en la parte NO excrementos de algún animal que de alguna forma logra acceder a este lugar. Por la parte contraria se baja una corta rampa y enseguida encontramos un muro de bloques empotrados en la estrecha grieta. Desde aquí podemos ver el pozo de 6 m. Lo más destacable en cuanto a formaciones lo podemos ver aquí, con coladas blanquecinas que recubren las paredes.




nº 8 Avenc del Crestó II



pozo de 6 m con algunos bloques inestables



el el extremo NO encontramos otra boca llena de trocos podridos



los tonos de estas coladas son preciosos



se acabó


El Avenc del Crestó II forma parte de la misma fractura y se encuentra a unos 35 m de distancia de la anterior. También tiene grandes bloques en su entrada, pero el acceso es algo más ancho y se pasa fácilmente. Aquí solo utilizé anclajes naturales para bajar los 6 m escasos de este pozo.
En el interior, hacía el NO, tenemos una corta rampa ascendente que comunica con otra boca obstruida por troncos podridos, que son el resultado del devastador incendio de 1995.
Por la parte SE tenemos una rampa ascendente que termina obstruida a pocos metros de la superficie. En este punto pude ver al único murciélago que merodeaba por la cueva. Otra cosa son las abundantes arañas que hay sobre las paredes, algunas de tamaño considerable.
No tiene muchas formaciones, lo más destacable es una pequeña colada y el buen estado de conservación que tiene.     





PANORÁMICAS



L'Olla y el Valle de Lullén con la Cartuja de Portacoeli. La cueva nº 2 se encuentra bajo los farallones de la derecha.


Vista de la zona desde las proximidades de la Cueva Soterranya.



La Pobleta y la Cartuja de Portacoeli desde la senda que sube al mirador de Rebalsadors.


Vistas de la Cartuja desde el Barranco del Muladar







2 comentarios:

Mario dijo...

¡Interesante reportaje!.
Algunas de las cavidades que muestras no sabía que existían.
Gracias por publicarlo.

Gon dijo...

¡Hermosisimas las fotos!
Felicidades al autor, es interesante y extraordinaria la publicaciòn.
Gracias, Gonzalo, Mèxico.