Viajes

13 mar. 2013

SUBIDA AL PICO DEL BUITRE



13-3-2013

Para ver las fotos con música abre cualquiera de estos enlaces en una pestaña nueva:

http://www.goear.com/listen/b1852a8/vivaldi-invierno-fabio-biondi
http://www.goear.com/listen/1ebf591/sultans-of-swing-alchemy-dire-straits




Para que se comprenda mejor lo que siento por este lugar voy a hacer una breve introducción explicando qué me une sentimentalmente con la Sierra de JavalambreDe muy pequeño veraneaba en la casa que mis abuelos tenían en Torrijas. Aquí nació mi afición por la montaña. A menudo solía ir con mi familia a comer a las fuentes que hay en los alrededores del pueblo, aprovechando cualquier momento para trepar por los riscos en busca de poleo y descubrir nuevos lugares. 
Recuerdo que una ocasión, mientras se hacían los preparativos para una comida en la Fuente del Pino, un tío mío nos llevó a mi hermano y a mí a subir al Pico del Buitre, de esto hace al menos 45 años. He vuelto muchísimas veces a Torrijas: a subir a la montaña, de acampada, a recorrer en bici los caminos, a coger rebollones, a pasear por rincones poco transitados. Conozco bastante bien esta parte de la Sierra y aún así no deja de sorprenderme cada vez que la visito. El paisaje cambia según la época del año y hace de ella un lugar perfecto para visitarla a menudo, además está relativamente cerca de Valencia.
Por eso decidimos el pasado domingo hacer una excursión para subir al Pico del Buitre, siguiendo la ruta que realicé hace tantísimos años, aunque para variar algo bajaríamos por el Barranco de la Cueva en vez se volver de nuevo por la pista, así le daríamos un aliciente más.
Lo bueno fue que debido al deshielo y a las últimas lluvias, bajaba una modesta pero atractiva cantidad de agua, haciéndolo si cabe más bonito de recorrer. El rincón más espectacular por así decirlo, es el Salto de la Cueva. Normalmente está seco, como mucho en invierno cae una fina cortina de agua y se forman estalactitas de hielo, pero en esta ocasión estaba precioso, y seguro que un par de días antes hubiese sido digno de ver, con un caudal que  triplicaría el actual.
Los horarios para hacer esta ruta son relativos, dependiendo siempre del nivel físico de cada uno o de si se hace con más o menos prisa. En nuestro caso empleamos en total seis horas. La subida nos costó alrededor de 2,45 h a una marcha sosegada, con un descanso de 10 minutos a medio camino. En la cumbre permanecimos una hora para comer, y en la bajada por el barranco 2,15 h.
El desnivel que se salva desde la Fuente del Pino (1.395 m) hasta el Pico del Buitre (1.956 m) es de 561 m. La parte más empinada corresponde al tramo que va desde el Collado de La Guitarrosa hasta la cumbre, con 317 m, además no existe senda y hay que subir por donde mejor se le antoje a uno. 
La zona del barranco tiene un desnivel de 198 m y sin agua se puede recorrer con facilidad hasta el Salto de La Cueva, lugar que es preciso rodear por su parte izquierda (según descendemos), para evitar una caída de 15 ó 20 metros.
Con la ayuda del navegador del Instituto Geográfico Nacional (SIGNA) he confeccionado un recorrido aproximado con la distancia realizada y según los dados de medición se puede afirmar que ronda los 7 kilómetros. También he utilizado el navegador de Google Earth para realizar unos croquis, con la ayuda del Photoshop, donde trazo en color rojo el camino seguido en la subida y en amarillo el de bajada.
La ruta se puede considerar  como fácil siempre que no tengamos demasiadas complicaciones con la meteorología.
Quizás me haya enrollado más de la cuenta a la hora de subir fotografías (63), pero sólo es una cuarta parte de todas las que hice (es lo que tiene el formato digital, que no te reprimes). Espero no aburriros más y que sea de vuestro agrado.



Fuente del Pino. El B&N es en recuerdo de los años 60 cuando empecé a recorrer estas montañas

Hace cuatro años, con las ovejas de Raúl


Hace tres inviernos, subiendo al mirador


El Molinete hace dos años




SITUACIÓN Y ACCESO



 
(SIGNA) Mapa de acceso a la Fuente del Pino desde la población de Torrijas, Teruel 


(SIGNA) Mapa orientativo con el recorrido y distancias de la ruta seguida


Ortoimagen sacada de Google Earth con la ruta seguida. La linea roja indica la subida y la amarilla la bajada




FOTOS DEL RECORRIDO



Torrijas y al fondo, entre nubes, el Pico del Buitre

Área recreativa de la Fuente del Pino

Después de zamparnos un buen bocata de jamón de Teruel en la fuente, iniciamos la subida por la pista. El cielo amenaza lluvia y no estamos seguros de poder alcanzar nuestro objetivo

La pequeña no se siente demasiado motivada y sus pasos son más cortos de lo que toca

A ratos cae una fina lluvia, la pista se encuentra muy embarrada y las botas se van cargando de un peso adicional. Entre nubes se divisa la montaña a la cual nos dirigimos

En este navajo la pista se divide y seguimos por el ramal de la derecha

La nieve nos viene bien para quitarnos el peso del barro acumulado en las botas

Aparece un barranco por el que baja agua y abandonamos la pista para adentrarnos por él


Ortoimagen sacada de Google Earth. Croquis del recorrido desde que abandonamos la pista, hasta la cumbre en rojo y la bajada en amarillo

Comienzan a caer los primeros copos de nieve. A Sonia esto empieza a gustarle y ya se le ve mucho más contenta

La meteorología es muy cambiante, pero esto no nos desanima de seguir subiendo. Hemos hecho muchos kilómetros para llegar hasta aquí, sólo si vemos que empeora daremos la vuelta

Comienza la subida seria monte a través. De momento la nevada no va a más

Vamos buscando el mejor camino entre pinos y arbustos. Se hace necesario ir en zigzag para que la pendiente no se haga tan pesada

Un pequeño alto bajo un imponente pino silvestre para reponer fuerzas

Poco a poco van mejorando las condiciones, las nubes pasan a gran velocidad y el Sol parece que quiere darnos la bienvenida

Una panorámica de las montañas que tenemos a nuestras espaldas. En la lejanía se divisa El Pina

Primeros rayos de Sol, parece que vamos a tener suerte... la cumbre ya está más cerca

Cada vez hay más nieve, pese a la pendiente las niñas se lo están pasando genial

Como no hay senda que seguir nos turnamos abriendo huella, metiendo las piernas en ocasiones hasta la ingle

Realmente la subida de este tramo no se ha hecho demasiado tediosa, debido a lo entretenido que ha sido subir las palas de nieve finales

El Cerro de la Sebastiana (1.961 m), quizás sea otra de nuestras metas para un futuro

Trincheras de la Guerra Civil

La reciente y breve nevada ha dejado los pinos muy fotogénicos

A la pequeña ya se le ha pasado el mal humor. Definitivamente no le gusta andar por pistas... es como una cabra esta chiquilla

Últimos pinos. A partir de ahora es el reino de la sabina rastrera

¡¡Vamos, que ya estamos casi!!

Cumbre con el observatorio astronómico que están levantando

Aquí arriba no crece nada que tenga más de 50 centímetros... ¿porqué será?

Hace un frío del carajo, si no encontramos un sitio donde refugiarnos no vamos a pasarlo demasiado bien

Las bolitas de hielo nos golpean en la cara como si fueran perdigones

Cuando llegamos al observatorio vemos una puerta abierta, es el cuarto donde se cambian los trabajadores de la obra y está patas para arriba. En general estos currantes de la construcción nunca han sido muy ordenados (lo sé por experiencia propia ya que he pasado muchos años con ellos). Apartamos unas cuantas cosas y comemos al resguardo del fuerte y helado viento del exterior

Aunque parece que hay alguien en las instalaciones (hay un coche todoterreno aparcado en un cobertizo y luces encendidas en una de las entradas del complejo), agradecemos que no nos desalojen. Este cuartucho ha sido una bendición. Digo yo que si les sobra un poco de hormigón no estaría nada mal que hiciesen un pequeño refugio de uso libre (como había hace años), para que los montañer@s que suben hasta aquí se puedan resguardar en caso de necesidad, pero dudo mucho que sean tan generosos los que sueltan la pasta

Todo ha salido a pedir de boca. Cerramos la puerta cuando nos marchamos y emprendemos el camino de bajada por la cabecera de un barranco lateral repleto de nieve. El tiempo ha empeorado de nuevo. Hay una tranquilidad pasmosa sólo rota por nuestras risas. El paisaje está precioso...

Salvando las diferencias, se nos antoja que estamos haciendo una ruta por el Pirineo. Bueno, que 1.900 metros ya se puede considerar alta montaña ¿no?

Lástima no tener en este momento los esquís, la nieve estaba perfecta

Aprovecho el momento para disparar una foto tras otra. Hacía ya tiempo que no caminábamos bajo una nevada, aunque la verdad es que duró poco

Vamos buscando las pendientes más inclinadas para darle mayor emoción al asunto, así las niñas se van acostumbrando para futuras salidas por terrenos más complicados

He disfrutado de esta excursión por partida doble: una el domingo cuando la realizamos, y ahora preparando y subiendo las fotos de este reportaje

Hemos hecho bien en tomar este valle para la bajada, caminar sobre la nieve siempre es mejor que hacerlo sobre piedras sueltas y además estamos más resguardados del viento

No me canso de repetirlo, tengo una suerte inmensa de que a mi mujer y mis hijas les guste también la montaña. Es un placer poder compartir con ellas estos momentos

De vuelta a los llanos de la Guitarrosa el Sol ha hecho acto de presencia, dándole al paisaje mayor color

Restos de una casa en la zona, testigo mudo de otra época. Estos lugares siempre despiertan mi imaginación, ¿quiénes vivirían aquí, cómo serían sus vidas...?

El suelo tapizado de esponjosa hierba hace que caminar por estas laderas sea muy agradable

Ya tenemos una gran parte del recorrido hecho, ahora vamos a volver por por el Barranco de la Cueva aprovechando que por él baja agua, así será más divertido y bonito este último tramo
Ortoimagen sacada de Google Earth. El trazo rojo representa la subida por la pista y el amarillo la bajada que realizamos por el Barranco de la Cueva

En la cabecera del barranco el agua se precipita en una serie de pequeños saltos o terrazas muy vistosas

 
Un servidor con mis dos hijas. Dos días antes, el barranco debió llevar mucha más agua al fundirse gran parte de la nieve

Un poco más abajo el arroyo se encajona entre paredes y como no es plan de mojarse seguimos a media altura

La  base de este tramo es bastante interesante de recorrer, pero con equipo adecuado. Recuerdo que hace años lo remontamos con unos amig@s estando seco

La erosión del agua ha creado aquí un pasillo estrecho con algunas marmitas poco profundas

Barranco abajo el cauce se ensancha y es mejor recorrerlo por el fondo ya que se avanza con más comodidad que por la ladera

Es agradable caminar oyendo al ruido del arroyo y siempre muy cerca del agua

Comienza a nevar de nuevo de forma débil. No muy lejos podemos divisar ya el salto más importante de todo el trayecto

Un pequeño paréntesis para echar la vista atrás y ver con atención este bonito rincón

Imaginaros estas gradas con un buen caudal... ¡¡debe ser espectacular!!

Ya se va terminando la excursión, la vista del Arco Iris nos llena de alegría. Lástima que sea tan breve

El Salto de la Cueva. Para evitarlo hemos bordeado por la ladera de la izquierda, según el sentido de descenso. Tiene una caída de unos 15 o 20 metros y con agua es mucho más bonito que sin ella

Hay que andar con cuidado por el borde de estas paredes sobre todo si se va con niños pequeños


Un rincón para disfrutar de la naturaleza y de la tranquilidad

Prácticamente hemos concluido la ruta, el coche lo tenemos ya a sólo 5 minutos

El Arco Iris, el Arco Iris...  saco rápidamente la cámara, pero el objetivo está empañado de tanta humedad.  Sólo dura unos instantes, únicamente me da tiempo a tomar esta foto


Fin de la excursión. Han sido en total seis horas contando paradas y comida

Hasta pronto Torrijas





Los bienes son para aquellos que saben disfrutarlos
Epicuro de Samos




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que chuladaaaaaaaa, lo que he encontrado, mi primo Ricardo, con su maravillosa familia, a los que quiero muchisimooo!!, me ha encantado todo desde veros, y las fotos que son preciosas, como siempre las haces Ricardo, Besotes.

Ricardo Giménez dijo...

Ostras, no había visto este comentario, mil perdones. Tienes que decirme quien eres, prim@, ya sabes que somos much@s y si no te identificas me va a costar adivinarlo. Mándame un correo privado y hablamos.
Gracias por la visita y el comentario, me ha hecho mucha ilusión.

Besos.