Viajes

11 sept. 2014

POR LOS PICOS EN FAMILIA


11-09-2014


http://www.goear.com/listen/88c39d3/if-i-could-fly-joe-satriani

http://www.goear.com/listen/8da7639/high-summer-van-morrison



Después de varios meses sin subir nada al blog me he hecho el ánimo y voy relatar la travesía que hemos realizado por el Macizo Central de los Picos de Europa en familia, más concretamente por la zona del Llambrión.
Hace unos 20 años ya estuvimos por aquí, pero sin la niñas, así que en las vacaciones nos planteamos hacer una ruta de varios días, recorriendo algunos lugares que a Tere y a mí nos traen buenos recuerdos de nuestra época de espeleo por estas montañas. En aquellos años siempre íbamos cargados hasta los topes, y por desgracia seguimos con tan mala costumbre pese a que el cuerpo pide algo de clemencia. 
Para empezar y poner las piernas a tono nos zampamos los Tornos de Liordes, casi 900 m de desnivel que se hicieron muy laaaargos. En la Vega, parada para comer y como no hay ninguna prisa, un descanso para disfrutar de este bonito lugar. Continuamos la marcha y a la altura del Llago Cimero localizamos un pequeño llano de hierba apartado del camino donde pasar la primera noche. El entorno es espectacular.
Al día siguiente, con calma, vamos hasta el refugio de Collado Jermoso donde almorzamos. Desde aquí se puede ver la subida hacia el Hoyo del Llambrión y la verdad, impresiona bastante pues parece que el camino termina en paredes verticales. 
Nos hacemos el ánimo y tiramos para arriba poco a poco (claro que no puede ser de otro modo, jeje...). La pendiente es bastante acusada y hay un resalte rocoso que superamos sin problemas. Cuando alcanzamos el Hoyo vemos la tremenda pedrera que nos espera para subir al Tiro Callejo. Tras una agotadora pendiente (dos pasos para adelante uno para atrás), llegamos al inicio de la trepada.
Sacamos el material de escalada: cuerda, arnés, casco, etc., e iniciamos el ascenso, primero yo, luego Sonia, Laura y cuando están en sitio seguro, bajo a donde está Tere a por las mochilas. Los dos vamos porteándolas en varios viajes hasta el bloque empotrado, y cuando volvemos a estar los cuatro juntos, salvamos este último obstáculo asegurando de nuevo la subida.
A partir de ahora ascendemos por la canal sin mayores complicaciones y enseguida llegamos al collado de acceso al Hoyo Tras Llambrión. Está atardeciendo sobre la Peña Santa y las vistas desde aquí son impresionantes. Debemos apresurarnos para buscar un sitio donde pasar la noche de la mejor forma posible.
En este caos de bloques localizamos un nevero con una zona medio llana y aunque sabemos que vamos a pasar algo de frío, no tenemos otra elección. Acondicionamos algo el lugar, no vaya a ser que salgamos con las tiendas pendiente abajo en mitad de la noche, y a cenar, que nos lo hemos ganado. 
Como anunciaba el tiempo, empieza a llover de madrugada y amanecemos rodeados de una espesa niebla. Según nos dijeron en el refugio sobre las diez empezaría a mejorar, pero lo que no quedó claro es si era de la mañana o de la noche porque se tiró todo el día lloviendo a intervalos más o menos fuertes.
Nuestra intención es ir hacia el Hoyo Grande y pasar dos días más por aquella zona. A media tarde comienza a desaparecer la niebla y vemos la Collada Blanca, entonces por unanimidad decidimos dar por acabada la excursión y dirigirnos hacia Cabaña Verónica, un último chaparrón nos deja como sopas mientras estamos en el collado.
Bordear el Tesorero por el Sedo del Loco es una tarea que hay que tomarse con calma, ya que un tropezón por estos lugares puede tener serias consecuencias. Cuando llegamos al refugio comprobamos que el guarda no está, así que descansamos unos minutos y bajamos a la cueva que hay al pie de los Horcados Rojos. Este vivac ya lo utilizamos hace años para pasa una noche.
Con ayuda del hornillo quitamos algo de humedad de la ropa y los sacos. Plantamos las tiendas para estar más calientes y después de una cena a base de sobres (comida de tortuga dicen las niñas), nos vamos a la "cama".
Al día siguiente sólo nos queda recogerlo todo y bajar hasta el teleférico. Refrescos, cervecitas, unas papas y para abajo. En el aparcamiento cerramos el círculo que iniciamos hace tres días, estamos felices y todo ha salido bien... Espero que os gusten la fotos.




Aprovechad chavalas que en varios días no vais a dormir tan cómodas

Fuente Dé

¡Familia, una foto con la subida que vamos a hacer de fondo! ok

Hasta aquí, un paseo. Ahora empieza lo bueno... o lo malo, según se mire

No corre ni pizca de aire, lo que hace más pesada la subida... ¿o tal vez será la mochila?

Si no es por Sonia, ni me entero de la existencia de este histórico grafiti realizado por un habitante de la zona ¿pastor, minero...? Pido, Casto Suarez 1935

Poco a poco vamos ganando altura

Las Verdes de Peña Remoña. En el foro de Picos podéis ver y leer el relato de Treparriscos sobre este antiguo paso que utilizaban los pastores de la zona. De verdad que es impresionante: http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?f=5&t=22820

Ya casi estamos arriba, ánimo!!!

La Vega de Liordes. Al fondo, de izquierda a derecha: la Torre de Salinas, la Torre del Hoyo de Liordes, la Torre de Olavarría y la Torre del Friero

Fabada para comer y de paso nos quitamos 1 kg de la mochila

Sonia tiene buen ojo para la fotografía

Los rebecos nos observan tranquilos

Camino al refugio de Collado Jermoso con el Cornión de fondo

Llago Cimero, un oasis sin árboles en medio del karst

De derecha a izquierda: Torre de la Collada Ancha, Tiro Llago, Torre Blanca, Torre Sin Nombre, Tiro Tirso, Torre Casiano de Prado y Torre de las Minas de Carbón

Vale la pena el sacrificio de llevar la casa a cuestas, sólo pesa 1,5 kg y tenemos algo más de protección en caso de imprevistos

Últimos rayos de luz sobre la Torre de la Collada Ancha

Al amanecer bajo hasta el Llago Cimero a tomar unas fotos y recuerdo un día de hace 21 años que vine con Tere a nadar después de salir de una sima de la zona

Las vistas desde la terraza son increíbles

Desayuno y a recoger la paraeta

beee, beee... dame algooo

Sin la mochila parece que flotas en el aire

Último repecho antes de llegar a las Colladinas, al fondo el Hoyo de los Llagos

Empezamos a ver la Torre del Friero

Hacemos un alto para pisar la nieve

Holaaaaa...

Ya tenemos el refugio de Collado Jermoso a tiro de escopeta. Por aquí vino hace un tiempo Zapatero... ya sabéis, el que tiene la culpa de todo

Después de un almuerzo como toca, a seguir subiendo. Detrás nuestro tenemos el Friero con su famosa Canal Estrecha. Un señor mayor que baja, al vernos comenta: "muchu pesu" y le doy toda la razón

Desde lejos esta pared parecía mucho más vertical, pero se sube sin mayores problemas... eso sí, siempre con cuidado y prestando atención donde se pisa


Al fondo la Canal de Asotín


No sé qué diablos comen los rebecos por aquí, si sólo hay piedras

Glupsss... la que nos espera

Este tramo fue para mí el más agotador y agobiante

Torre Delgado Úbeda y Torre de Peñalba sobresaliendo tras el Hoyo del Llambrión


Perfiles montañosos hacia el Oeste

Un paisaje maravilloso...

Laura trepando mientra la aseguro desde arriba

Peña Santa, "La Reina"

Tere bajando a por las mochilas. La cuerda fija que había puesta estaba bien para ayudarse, pero nosotros utilizamos la nuestra para asegurarnos y rapelar

Atardece sobre el Cornión

Cena caliente a base de proteínas para recuperar fuerzas

"Laura, dentro del saco de plumas se está calentita, pero no te salgas del aislante si no quieres tener pesadillas"

En esto pensaba cuando estaba en el trabajo sudando la gota gorda


Menos mal que a ellas también les gusta esto, si no hace tiempo que me habrían mandado a freír espárragos

Final de una torrentera sobre el nevero, debe haber caído una buena tromba de agua no hace muchos días

Prefiero ir despacio y seguro, sobre todo con las niñas

La nieve está bastante dura y hay algunas placas de hielo que hacen peligroso atravesar este nevero, por eso decidimos sacar la cuerda y asegurar el paso. No sería la primera vez que alguien se ha lastimado (o matado) al resbalar y  precipitarse contra las piedras del fondo. Esta mañana yo mismo me he pegado una buena piña cerca de donde teníamos la tiendas

Hoyo Tras Llambrión, un sitio espectacular si las nubes nos permitiesen ver lo que nos rodea

Recogiendo agua después de un fuerte chaparrón

A mal tiempo buena cara. Hoy nos ha tocado comer como hemos podido, debajo de la manta térmica mientra caía la de Dios. En este sitio teníamos la tienda comedor en la campaña de espeleo del año 1.992

El Picu asomando por detrás de Horcados Rojos, cuando las nubes lo permiten

Cabaña Verónica

No hay nadie, el guarda está porteando y en una nota que ha dejado en la mesa pide que se respete el refugio, nos hacemos unas cuantas fotos y les cuento algunas anécdotas vividas con  Mariano, que fue el guarda de Cabaña Verónica durante muchos años

Resulta extraña la soledad que reina en el lugar, hoy debe haber subido poca gente

No nos da tiempo de llegar al teleférico y decidimos pasar la última noche en esta cueva que hay a los pies de los Horcados Rojos

La noche ha sido tranquila y menos fría que la anterior. Amanece despejado

Esta cueva es un vivac estupendo, pero hay algunos guarros que se largan dejando los plásticos que han utilizado... y ya son demasiados los que quedaron en su interior

Aprovechamos el calor que nos brinda el Sol para acabar de secar todas la pertenencias que aún están húmedas

En una hora y poco volveremos a estar en la civilización

Panorámica tomada desde la senda, de izquierda a derecha: Torre de Altaiz, Pico San Carlos, Torre del Hoyo Oscuro, Madejuno, Tiro Llago y Torre Blanca

Hasta pronto...

Foto de rigor en la plataforma y a esperar el teleférico, mañana más



PD. Somos conscientes de que esta forma de recorrer la montaña es más pesada de lo habitual, pero es lo que nos gusta y también se disfruta, no todo es padecer.

No hay comentarios: