Viajes

14 sept. 2013

SISTEMA DE LA PIEDRA DE SAN MARTÍN Y SALA DE LA VERNA

14-9-2013


Si te apetece ver las fotos con música abre este enlace en una pestaña nueva:

http://www.goear.com/listen/8f5c862/like-a-rolling-stone-bob-dylan-cover-green-day-




Esta vez me apetece hablar de cuevas.
Teníamos ganas de volver a uno de los lugares más espectaculares por los que hemos pasado. Se trata de la Sala de La Verna, situada en la localidad de Sainte Engrâce (Urdatx-Santa Graci en euskera), en el departamento de los Pirineos Atlánticos.

Desde hace unos años se encuentra abierta al público en general al haber acondicionado los accesos y colocado potentes focos en el interior. Las visitas se realizan haciendo la reserva por teléfono o en la web http://www.laverna.fr/bienvenida-66.html
Según me comentó el guía, los espeleólogos pueden entrar sólo si van a realizar alguna de las travesías clásicas previa solicitud de permiso al ARSIP, que es el organismo que regula la actividad en esta cavidad. Si sólo queremos entrar por el túnel y remontar río arriba por las grandes galerías en plan turista, tendremos que pasar por caja.
Desde el Centro de Recepción hasta la entrada nos subieron en una furgoneta a toda leche. Después charla en francés sobre la cavidad (nos dejaron audioguías), entrega de cascos para todos y chaquetas para quien las necesite. Al abrir la puerta un chorro de aire helado nos golpea la cara... ¡¡qué buenos recuerdos!!
Avanzamos a toda pastilla por el largo túnel. Al llegar a la Sala es como salir al exterior, pero de noche y sin estrellas. Se siente la grandiosidad del lugar. Acto seguido el guía empieza a darle a los interruptores, se encienden los focos y entonces podemos ver la inmensa sala donde nos encontramos. Han colocado acertadamente maniquís de tamaño natural en algunos puntos y eso hace que podamos tener referencias del tremendo volumen (3.600.000 m3).
Que te lleve un guía no es lo mismo, pero para las personas que no practican la espeleología es una buena forma de acercarse a este deporte y además tienes la oportunidad única de recorrer en parte una de las cavidades más importantes del mundo.
He estado aquí en tres ocasiones, cuando todavía no estaba acondicionada para el turismo. Una vez realizando una travesía que se nos complicó debido a la crecida del río y otras dos de visita por las grandes galerías. Como tengo bastantes diapositivas de la cavidad he aprovechado para escanear unas cuantas (después de tanto tiempo) y mostrarlas aquí. Para mi son instantes congelados de cuando eramos unos chavales y nos queríamos comer todas las cuevas. Mi gratitud para los amigos y compañeros que hicieron posible estas salidas.

Enlaces interesantes:
http://s391384129.onlinehome.fr/arsip/
http://nonololoaly.unblog.fr/2009/03/01/556/





HACE ALGUNOS AÑOS...

(Año 1.988) Gouffre du Beffroi SC3. Preparándonos para entrar


Primeros metros

Parte de los pozos los instalamos con cuerdas fijas

Último tramo de Liberty Bell (P-54 m)

Es un trayecto largo y muy entretenido


Río Bassaburuko


Consultando la topografía

El agua nos acompaña constantemente

Por aquí aún andábamos relajados

Como después comprobamos, fue un fallo perder tiempo haciendo un vivac a medio camino. Una tormenta caída mientras estábamos dentro estaba haciendo subir de manera preocupante el nivel del agua... pero eso todavía no lo sabíamos

Emprendemos de nuevo la marcha. En los lagos aún no se nota la corriente

Es la cavidad que más me ha impresionado de todas las que he visto

Cuando nos metemos en el río se nota que algo está pasando

Empezamos a comprobar como subía el nivel de agua por momentos

Siempre que podemos nos salimos de las aguas heladas, aunque en esta zona no hay muchas escapatorias

"El río que nos lleva"

En la parte final del Gran Cañón la crecida empezaba a ser más que preocupante.
Afortunadamente todo salió bien, aunque tuvimos que esperar bastantes horas en un sitio seguro (pasando mucho frío), hasta que la cosa se calmó

El Túnel del Viento estaba casi cubierto por el agua, daba muy mal rollo aventurarse sin saber si en algún punto sifonaría

Para no quedarnos helados mientras esperábamos a que bajara el nivel del agua, nos pusimos a mover piedras y a improvisar otro vivac

Este soy yo después de atravesar el lago que hay en el Túnel del Viento. El traje estanco que llevaba se agujereó y el agua me caló entero. ¡Cómo eché de menos un neopreno!


Y aquí otra del equipo al completo

Mientras que no paras no pasas frío. Por las grandes galerías ya nos empezaba a sobrar el mono de plástico

Placa conmemorativa situada cerca de la Sala La Verna. Realizar la travesía nos costó más tiempo del deseado (unas 40 h en total, de ellas 18 h en los vivacs). El desnivel que se baja es de 985 m y tiene unos 8 km de recorrido

Después de reponernos volvimos a la sima a desinstalar los pozos

Han pasado 25 años desde aquella aventura. El equipo lo formábamos, de izquierda a derecha: Félix, Pepe Verdeguer, Helios, LuisMi Agulló, Salva y Ricardo (en la foto falta LuisMi Barberán)

Estas fotos son de una visita anterior con amigos del Grupo Espeleo Carcalín de Buñol (año 1.986)

El río en esa ocasión también llevaba mucha agua

Ha sido un placer escanear las fotos y recordar aquellos momentos

(Año 1.992) En otra ocasión que visitamos la cavidad, le hice esta foto a mi mujer donde se puede comprobar el tamaño colosal de algunos bloques. La iluminación está hecha con una buena carga de magnesio

(Año 2.013) Esta vez se trata de un paseo

Cuando encienden las luces cuesta localizar los maniquís que han colocado. Los de arriba se encuentran en la Galería Aranzadi y en su época tuvieron que realizar una escalada de 80 m para acceder a ella

Yo me desentendí del grupo y me puse a hacer fotos como un poseso

Vale la pena acercarse a Sante Engrâce y contemplar esta maravilla de la naturaleza

Apenas me dió tiempo de hacer unas 20 fotos desde las plataformas. Me hubiese gustado poder bajar por la sala, pero "ce n'est pas possible" con la tarifa LA VERNA DESCUBRIMIENTO





FOTOS ANTIGUAS QUE HABÍA EN EL CENTRO DE RECEPCIÓN Y DE MI BIBLIOTECA




(Año 1.951) Loubens y Lépineux junto al torno que les tenía que bajar el pozo de 320 m

George Lépineux

 
Bajada de Lépineux (año 1.951)

Loubens ayuda a André Treuthard a aterrizar

El Dr Mairey realiza una transfusión de plasma a Loubens momentos antes de su fallecimiento (Paris Match)

Epitafio realizado por Occhialini y Tazieff (Paris Match)
Este lugar es algo así como un santuario



Paris Match nº 180 año 1.952




IN MEMORIAM

(1.951) Loubens  en el descenso del Pozo Lépineux
El año pasado se cumplieron 60 años del accidente que le costó la vida a este pionero de la espeleología moderna


Gouffre Lépineux o Sima de la Piedra de San Martín
Sólo se permite el descenso de este pozo en muy contadas ocasiones (2 veces en 10 años). Junto a la entrada hay dos placas que recuerdan a Marcel Loubens y Félix Ruíz de Arcaute






¡Qué sueño tan maravilloso para un espeleólogo, penetrar en el seno de una montaña por la parte de arriba y volver a salir por abajo, "mil doscientos metros más abajo" después de haberla atravesado en todo su espesor...!

Haround Tazieff (La Sima de la "Pierre Saint-Martin")






3 comentarios:

Anónimo dijo...

entiendo todas tus palabras en su total extension.
yo tambien la hize en pascua de 1988

con el serra dìrta . alcala de xivert

Anónimo dijo...

rectifico fue agosto de 1990
la pascua de 1988 hicimos cueto-coventosa

Iñaki Ortilles dijo...

Saludos.

He visto vuestro blog y vuestra travesía en la PSM. Espero que la disfrutaseis. Ya hace unos añitos.
Os ruego e insisto en ello que advirtáis de futuras entradas en la cavidad, por cualquiera de sus muchas bocas, al ARSIP.
Es básico conocer el numero de personas que entran en la cavidad,
Os agradezco vuestra colaboración.
http://arsip.fr/

Iñaki Ortillés.